Acerca de Ebale

Un proyecto solidario impulsado por varias instituciones en colaboración con el Hospital Monkole (Kinshasa, R.D. Congo) para la asistencia materno-infantil  de mujeres que viven en condiciones de extrema pobreza

“Ebale” en lingala significa “río”, que es fuente de vida

Qué es Ebale

Ebale es un proyecto solidario promovido por el grupo de Amigos de Monkole, la Fundación Montblanc y la ONG Onay en colaboración con su socio local, el Hospital Monkole. “Ebale” en lingala, la lengua hablada por más de 100 millones de personas habitantes de Centroáfrica, significa “río”.

Los ríos son canales, caminos, rutas, por los que el agua se distribuye y llega hasta las personas, alimentando sus campos, su ganado y sus familias, creando una fuente de vida sin la cual sobrevivir sería imposible. Desde la concepción de este proyecto, hemos decidido escoger este término como impulso para el desarrollo de nuestra misión: facilitar la vida a aquellos que no tienen recursos.

Misión

La misión de Ebale es facilitar el acceso a cuidados de salud a la población marginada y desfavorecida de la ciudad de Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo. Está misión es desarrollada a través de la colaboración con el hospital Monkole, ubicado en la periferia de la ciudad de Kinshasa. Monkole recibe anualmente a más de 80.000 pacientes.

Ebale pretende ser una estructura sólida y segura que facilite la colaboración de individuos de países desarrollados con aquellos de países en vías de desarrollo que se encuentran en riesgo y/o situación de pobreza y miseria. Pretendemos colaborar a la viabilidad del Hospital Monkole y asegurar de esta manera la accesibilidad a cuidados de salud de población en situación de extrema pobreza.

Promotores

ONAY. Organización Navarra para la Ayuda entre los Pueblos

Más información

FUNDACIÓ MONTBLANC

Más información

Amigos de Monkole

Más información

Por qué Ebale

La República Democrática del Congo (RDC) es un país situado en Centroáfrica. Con una superficie de 2.344.858 km2, representa ser el segundo país más extenso de África. A modo comparativo, esta superficie es equiparable a la de prácticamente el conjunto de Europa Occidental. Enclavada en el centro de África, limita con 9 países y alberga a lo largo de su superficie el río Congo, con una longitud de 4.700 km, caudal que sirve como transporte y vía de comunicación entre las diferentes regiones del país y otros países limítrofes.

Se trata de un país marcado por la guerra (actualmente, solo en el este del país) y una historia complicada: tras décadas de una controvertida gestión colonial (1908-1959), el país estuvo gobernado durante más de 30 años por Joseph-Désiré Mobutu, adoptando el país el nombre de Zaire. Actualmente, el país es gobernado desde hace 15 años por Joseph Kabila, bajo la estructura de república y dentro del marco de una constitución adoptada en el año 2005. La religión mayoritaria es la católica (50%), seguida del protestantismo (20%), la musulmana (10%) y kimbanguista (10%) y otras religiones locales (10%). La lengua oficial es el francés que coexiste con otras cuatro lenguas nacionales: lingala, swahili, kikongo y tshiluba. Además, se cuentan hasta 400 los dialectos que son hablados entre las diferentes tribus.

La República Democrática del Congo es un país extremadamente rico en recursos naturales. En el territorio del país se pueden encontrar cobalto, cobre, petróleo, zinc, diamantes, uranio e incluso coltán, un mineral imprescindible para la fabricación de dispositivos de telefonía móvil. Esta riqueza sin embargo no es proporcional al nivel de desarrollo del país ni a la capacidad de adquisición de su población: según el Índice de Desarrollo Humano propuesto por Naciones Unidas en 2011, la RDC ocupa el penúltimo país del ranking a nivel munidal. El país cuenta tan sólo con 2.800 km de carreteras asfaltadas (2% del total de carreteras), sólo el 10% de sus aeropuertos se encuentran asfaltados y los 4.000 km de red de trenes construida en la época colonial está deteriorada y en desuso desde hace décadas por falta de mantenimiento. El número de teléfonos fijos es igual a cero. Tan sólo desde hace menos de 8 años la población ha podido tener acceso a teléfonos a partir de la telefonía móvil y a día de hoy casi el 40% de la población tiene teléfono móvil. Gracias al desarrollo del sector de telecomunicaciones, las comunicaciones se han mejorado también a través del uso de internet, sin embargo, se considera que tan sólo el 1% de la población tiene acceso a internet.

Monkole proporciona diariamente agua potable a la comunidad.

Este nivel de desarrollo crea en sus gentes un nivel de vida muy precario y en la mayoría, mísero. De los casi 80 millones de habitantes, el 63% viven en situación de extrema pobreza. Tan sólo el 52% tiene acceso a agua potable y el 11% acceso a electricidad. Su valor de esperanza de vida de 56 años ocupa la posición 206 dentro del ranking a nivel mundial (78 en Chile, 79 en EEUU y 82 en España, Francia e Italia). El 43% de la población tiene menos de 15 años y la edad media de la población es 18 años. El índice de crecimiento anual de la población anual es de 2,45%, representando un valor casi 3 veces superior al de países como España o Chile o casi 6 veces superior al de Francia e Italia. El índice de nacimientos es de 35 por cada 1.000 habitantes, valor casi 4 veces superior al de España, Francia e Italia.

La economía del país ha estado gravemente perjudicada después de la época colonial (1960) por las diferentes etapas de guerra y por prácticas de corrupción llevadas a cabo tras la etapa de descolonización. Aunque las reformas realizadas por el gobierno en la última década refleja una ligera mejora en el desarrollo económico del país, la capacidad de adquisición de su población sigue siendo reducida. El PIB por habitante en 2014 resultó USD 700, representando el puesto 227 del ranking global de 230 países (USD 54.400 EEUU, USD 40.500 Francia, USD 35.100 Italia y USD 33.800 España). Aunque actualmente el índice de inflación se encuentra estable, hace poco más de una década los valores de inflación anual superaban resultados de 23.000,00%.

Centro de salud de un barrio de Kinshasa

Este escenario de desarrollo, junto con la existencia en el entorno de enfermedades tropicales sobre las cuales no existen vacunas preventivas y en algunos casos ni tratamiento, crea en la población un estado de salud que dificulta un nivel de calidad de vida digno, ni mucho menos comparable con el de los países desarrollados. Los hospitales y centros de salud, creados la mayoría en la época colonial, se encuentran en su mayoría en un estado de mantenimiento y de higiene inapropiado para una asistencia de calidad mínima y sobre el total de la población, sólo el 28% de la población tiene acceso a ellos. Esta dificultad de acceso a sanidad y las condiciones de vida de la población, vierten resultados de mortalidad -según causa concreta- alarmantes: por cada 100.000 niños nacidos vivos, son 693 las madres que mueren durante el parto (25 en Chile, 21 en EEUU, 8 en Francia, 6 en España y 4 en Italia). A su vez, de cada 100.000 niños nacidos vivos, 7.100 mueren en los días después del parto (690 en Chile, 590 en EEUU y 330 en España, Francia, Italia).

Las enfermedades tropicales e infecciosas son otro punto de deterioro de la salud de la población y una de las principales causas de muertes. El acceso a los tratamientos es muy difícil y en muchas localizaciones, inexistente. La malaria, enfermedad parasitaria transmitida por el mosquito Anopheles, causa en República Democrática del Congo más de 78.000 muertes anuales. La población infectada por el virus del Sida (VIH) es más de 440.000 habitantes los infectados causa más de 24.000 muertes anuales, de los cuales el 25% son niños menores de 5 años. Otras enfermedades infecciosas como la tuberculosis, la diarrea sanguinolenta, el dengue, el cólera, la enfermedad del sueño o la fiebre amarilla, causan deterioros y muertes en la población debido a la incapacidad de obtener un tratamiento en un centro sanitario apropiado.

Ante este complicado contexto, desde EBALE nos proponemos cambiar la situación. No es fácil y los problemas son y serán siempre grandes, pero creemos en nuestro proyecto y en nuestra responsabilidad como ciudadanos en ayudar a los demás. Por eso, te pedimos tu colaboración para que sea realizable.

cómo trabaja ebale: Monkole

Desde EBALE, trabajamos con el socio local (ubicado en Kinshasa), el Hospital Monkole. Monkole es una iniciativa social de la ONG CECFOR (Centre Congolais de Formation). La misión de Monkole es proporcionar cuidados de salud a todos los sectores de la población, especialmente las categorías vulnerables, respetando la dignidad de la persona humana desde la concepción hasta la muerte natural. Además, el hospital tiene como misión ser un polo de desarrollo de la medicina y la infraestructura sanitaria del país, a través de la formación de personal médico.

Monkole, obra social promovida por el Beato Álvaro del Portillo (obispo prelado del Opus Dei) durante su estancia en Kinshasa en el año 1989, fue fundado el 25 marzo de 1991 por varios europeos residentes en la ciudad como un pequeño dispensario en el que se atendía a la población del barrio marginal de Kinshasa en el que se encuentra. Debido al buen funcionamiento y a los volúmenes de pacientes atendidos año tras año, el pequeño dispensario se transformó durante los años 90 en un pequeño hospital de 7 camas, después de 23 y al inicio de 2000, en 40 camas. La necesidad de acceso a una sanidad de calidad por parte de la población y de crear en el país un centro de desarrollo de la medicina en el país , hicieron que en 2007 se comenzara la edificación de un nueva fase del hospital que albergase hasta 158 camas. En 2014, con la construcción de la nueva fase al 70% de su terminación, se abrió una parte en la que se albergan 110 camas, quedando a la espera de poder terminar y completar hasta el 100% de su capacidad.

Forfait Mamá

Las áreas de acción de Monkole con la población desfavorecida según la política del hospital se centran especialmente en las áreas de maternidad y pediatría. Por ello, el nuevo hospital cuenta con una unidad de neonatología y cuidados intensivos pediátricos y una zona de maternidad con 3 paritorios. Actualmente, en concordancia con su misión de favorecer la accesibilidad a cuidados de salud a toda la población, Monkole ha creado un programa llamado el FORFAIT MAMA, a través del cual por una tarifa fija de USD 55 (EUR 50), las mujeres embarazadas pueden ser atendidas durante el embarazo, el parto y el postparto en el hospital y si es necesario por su estado de salud, el recién nacido puede ser tratado en la unidad de neonatología hasta su recuperación.

El coste para el hospital de esta atención es de EUR 500, lo cual genera unas pérdidas en el hospital que si no se consiguen recuperar, supondrán una barrera para la viabilidad de su misión social y por lo tanto muchas madres y niños seguirán muriendo. Por ello, a través de EBALE te proponemos un método de colaboración para seguir con esta gran labor: suscribe una pequeña donación mensual a través de la plataforma EBALE y evita que madres y niños mueran en el momento del parto.

Vídeo: ¿Qué es el Forfait-Mamá?

Acción Social

La acción social de Monkole no sólo se limita a los cuidados de salud. Para los 300 profesionales con los que cuenta, trabajar en Monkole es una oportunidad de desarrollo profesional y personal. La formación del personal es una de las líneas de desarrollo del hospital. También, gracias a su existencia, se está introduciendo en el país a través del Ministerio de Sanidad del que forma parte, un concepto de hospital que favorece la accesibilidad universal a la sanidad, con estándares de medicina y de gestión que se utilizan en países desarrollados. Además, Monkole aprovecha parte de su infraestructura para distribuir recursos como agua (30 m3 semanales) y electricidad a la población de la zona en la que se encuentra.

En Monkole se sigue luchando día tras día por sacar este proyecto con tacto impacto en la sociedad adelante. Obtener los medios en muchas ocasiones resulta una gestión difícil, por ello, si tienes interés en contribuir al desarrollo del hospital de manera diferente a la suscripción mensual, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.