MAMA JEANNE vive desde hace varios años en el barrio de Kindele. Frente a su casa se encuentra el centro de salud ELIBA, que gestiona el Hospital Monkole.

Su familia apenas tiene recursos. El padre de familia trabajó durante un tiempo como guardia de seguridad privada, pero la empresa que le contrataba cerró. Las condiciones en las que viven son trágicas: tienen 8 hijos, que mantienen con lo poco que ganan vendiendo pescado ahumado.

MAMA JEANNE tiene tres nietos de su hija mayor, EMELINE, quien lleva años pagando las deudas contraídas para dar a luz a sus dos primeros niños en centros de salud con ciertas garantías. Cada parto, unos 600 euros. Al quedarse esperando su tercer hijo, temía tener que recurrir a paritorios y personal sin ningún tipo de seguridad.

MAMA JEANNE le contó a EMELINE el programa “FORFAIT-MAMA”: aportando un pequeño porcentaje del importe total, recibiría en Monkole todos los cuidados antes, durante y después del parto. Sin necesidad de contraer nuevas deudas, podría traer al mundo a su bebé con total seguridad.

Muchas futuras madres como EMELINE ven su futuro incierto y arriesgado. Gracias a la acción de Monkole, pueden obtener una asistencia médico-sanitaria de calidad aun sin contar con los recursos económicos.

Ayúdanos a seguir adelante con estos esfuerzos. COLABORA CON EBALE y con Monkole aportando una pequeña cantidad (10 euros) mensual.